Weekly News

ImprimirRecomendar nota

REGALOS PARA EL ALMA

Escrito por: Mirna Pineda

¿Cuánto tiempo se tarda la construcción de un edificio, de una casa, de una autopista?

Pueden ser meses o años.

Sin embargo, la fuerza de un terremoto, un huracán o una bomba puede destruirlos en apenas unos segundos.

Lo mismo sucede con las relaciones humanas.

Se necesitan años de paz para construir las relaciones que nos unen en familia, trabajo y comunidad, y bastan unos segundos de guerra interna, para destruirlas.

Por eso es necesario seguir construyendo puentes, que nos unan, que nos acerquen, que nos conecten, somos seres humanos en construcción.

Al finalizar el año y empezar un nuevo ciclo, pareciera que quisiéramos convertirnos en una nueva persona, buscando concretar lo que hace tiempo hemos querido arrancar aunque lo hemos hecho de lado apenas semanas después.

¿Cuántas veces has empezado una dieta? ¿Un régimen de ejercicios? ¿Un plan de gastos? Quizá varios intentos. Y se quedan en eso, en intentos.

Ser disciplinado exige una fuerte dosis de perseverancia, lamentablemente la desidia hace presa de los buenos propósitos que realmente quedan como sueños guajiros.

En lugar de enfocarte en lo que la mayoría de la gente quiere conseguir, quizá sería bueno que hicieras un cambio sustancial en los propósitos para concentrarte en uno solo:

DEDICATE TIEMPO

Este propósito implica darte la oportunidad de abrir un espacio en tu apretada agenda diaria para ti, en lugar de estar siempre al pendiente de las necesidades de los demás. Parecería una idea del ego, ya que busca la complacencia instantánea, sin embargo, la idea es que destines unos minutos, que vayan de 10 a 15 para conversar contigo mismo. Es posible que estés pensando que es demasiado tiempo, que ese espacio de “no hacer nada lo puedes utilizar para una cosa “útil”. O bien, estés echando los ojos hacia atrás juzgando la idea, ya que necesitas mucho más que 15 minutos para aplacar la mente. El asunto es que, si aplicas esta práctica a tu vida y además la acompañaras con respiración consciente, es decir, inhalando y exhalando mientras te das cuenta de la maravilla que significa llevar oxígeno a tu sangre y purificar tu cuerpo, al final de ese tiempo, es posible que te sientas un poco mareado ante la falta de costumbre, y además que te hayas estado peleando con tu mente subconsciente durante el proceso. Al cabo de unos días de práctica, notarás una gran diferencia en tu estado de ánimo, pues al oxigenar la sangre, tu ritmo cardiaco se estabiliza por lo que puedes pensar con mayor claridad y en un estado de relajación.

Dedícate tiempo para cuidar tu salud, apapachar el instrumento que te colabora para alcanzar tus metas: tu cuerpo.

Es realmente impresionante la resistencia que tiene nuestro organismo, pues a pesar del diario maltrato al que le sometemos, sigue adelante. Por supuesto que llega un momento en que no da para más y a pesar de las advertencias que nos envía, seguimos sin escuchar los mensajes y entonces sobrevienen enfermedades, de ahí la importancia de la buena alimentación y el ejercicio constante.

Dedícate tiempo para deshacerte de todo lo que te estorba, esto incluye las emociones que te atan como la rabia, el resentimiento, la tristeza, nostalgia, odio, miedo y estrés. Somos nuestros mayores verdugos, pasamos horas interminables sufriendo por lo que ya paso y peor aún, por las historias que inventamos y que ni siquiera han sucedido en la realidad, aunque en nuestra mente producen tremendos dolores de cabeza y malestares estomacales. Y a la par de deshacerte de las emociones que te dañan, dedica tiempo a limpiar cajones, bolsas, closets y regala, vende o dona todo lo que solo llena espacios, ten la seguridad de que alguien más resultará beneficiado con tus acciones.

Tenemos muy poco tiempo para vivir así que ya es hora de que hagas el mejor regalo para tu alma: dedícate a ser feliz.

 

Mirna Pineda

Life Coach Profesional, Periodista e Instructora en Desarrollo Humano

Mirnapineda.com

 

 


Publicar en:

Más información en ésta sección

Comentarios en ésta nota

Opina sobre ésta nota