Weekly News

ImprimirRecomendar nota

LA TRITURADORA

Escrito por: Redacción

¡Good morning por la mañana Cananea! ¿cómo les amaneció? ¿Qué les cocina este nuevo día? o andan también como nosotros ¿esperando el fresco de noviembre? que tarde o temprano llegará y más fresco que nunca; a diferencia de las promesas de campaña del trienio, las cuales se les pudrieron ya hace mucho. Esto me recuerda que estamos a escasos meses de las campañas electoreras, y ya huele a podrido aún antes de empezar.

Vuelve a agarrar humo el fuego de las promesas que se dejan venir como aguinaldo de diputado. Ya como 7 candidatos quieren ser mis amigos en Facebook y hasta se quieren venir a tomar café y pasear a mi colonia para comer tamales con champurrado como Juan por su casa. Pero lo que no saben es que desde las últimas promesas de campaña dejamos de creer después de tanto esperar y esperar un cambio; a ver si con el huesito de pollo que le estaba guardando al Firulais podemos recibir a los candidatos que todo quieren gratis, y quieren seguir enriqueciéndose a costa del pueblo ¿pero pues si andan sobres de los puros huesos que no? Al cabo que es en lo único que nos dejan a los miles de ciudadanos que buscamos salir adelante y que aún soñamos, y esos nuestros sueños y pobreza son el hilo perfecto para darle cuerda a sus lenguas largas y picudas, que ya hasta secas están de tanto lamer botas. Otros más vivitos, esconden sus campañas atrás de fundaciones y asociaciones, con los cuales pretenden hacer obras de caridad y beneficio social. Pero MUCHO OJO, ¿quién dice y que con estos actos no pretenden amarrar o inclusive hasta sobornar y forzar votos de esas comunidades a las que pretenden ayudar?, aún cuando estos ganan, las obras se derruyen y las despensas se acaban; pero el hambre, el descontento y las vanas esperanzas ahí siguen y afuera de las ventanas de sus palacios… ¿Quién se irá a acordar del pueblo? Porque el “Compa Chilo” que ayer nos abrazó y nos prometió hasta el sol, la luna y las estrellas para cada ciudadano, ya ni en el mundo nos hace; sino hasta 3 o 6 años después que vuelven a pedir nuestros votos, abusando de que nuestras necesidades son aún más latentes.

Por el otro lado de la moneda, hay políticos que con tal de callar esas bocas detractoras y menta verdades, infunden el miedo y la amenaza de forma pública, como pasó con el queteco en redes sociales, su equipo de NO operadores de plano les vale, no buscan salvarle la imagen al que se cree Juan Camaney y saca la espada para amedrentar a sus detractores, sí que están creando una mala impresión ante la comunidad. Y como dijo un célebre personaje de la televisión mexicana, ¡FUE HORRIBLE HORRIBLEEEE!.

Y nuestro honorable señor representante comunal imagínense ni quien le aguante sus desplantes y berrinchitos porque se pone grave cuando la gente no piensa como él, se tiene conocimiento de que quiere seguir de mandamás, tanto que de repente se puso a hacerle casa a quienes ni se acordaba, y hasta se puso a trabajar en la obra del bulevar de chalan; todo para la camarita obviamente, ¿apoco creen ustedes que le sabe dar machín al pico y la pala? porque si es así, mejor que se postule como miembro de la cuadra municipal en lugar de Kalimán; por lo menos así sabrá las condiciones en las que trabajan estos hombres a diario, mismas a las que la administración ha hecho caso omiso durante muuuucho tiempo. Esperemos y una revolcadita en la basura le refresque la mente. Hablando de desperdicios y desperfectos de este bello pueblo, esos personajes pueden atacar mientras menos lo espere. ¡A Pero eso sí! En las fotitos salen bien monitos y bien seditas todos, hasta parándose las pulgas en donde nadie los llama; pero por dentro ya se saborean mallugando el huesito de oro ¡Trucha Firulais!.

Sin importar el color ni las pulgas de los perros, ya se mueren por arrancarse los pellejos y hasta se andan repartiendo favores y cargos inexistentes; se sienten ya realeza, cuando todos sabemos de dónde salieron y cómo han llegado. Por lo mismo van de bota en bota pidiendo favores a las mismas personas a quienes tanto les deben y que ni se acuerdan de ellos.

Mi gente bonita que no nos agarren dormidos, es hora de que despertemos de este letargo al que el hartazgo nos ha llevado. Que Dios me los bendiga y hasta la próxima.


Publicar en:

Más información en ésta sección

Comentarios en ésta nota

Opina sobre ésta nota