Weekly News

ImprimirRecomendar nota

Sobreviven hermanos hondureños en su travesía al sueño americano

Escrito por: Tomado de Internet

Nogales, Son. Llegan a Nogales el pasado martes con lesiones que requieren de atención médica especializada

Una pareja de hermanos de origen hondureño sobrevivió a trágicos momentos durante el trayecto de su país a esta frontera de Nogales, Sonora, en busca del sueño americano, asaltos, secuestros, y la indiferencia de las autoridades, son hoy parte de su historia.

Cansados y con lesiones que requieren de atención médica especializada arribaron a la Cruz Roja de Nogales, el pasado martes 12 de noviembre los hermanos Adriana y Christian Hernández Baquedano, de 21 y 20 años de edad.

Con el fin de ayudar a su madre quien es profesora en su país, pero no recibe pago por su trabajo y que además se encuentra muy enferma, los hermanos decidieron salir de La Ceiba, Honduras, en busca del sueño americano a mediados del mes de septiembre.

Con el fin de darle a nuestras familia una mejor vida y poder nosotros salir adelante salimos del país, cruzamos Guatemala, y llegamos a México, en Chiapas agarramos el tren, donde empezamos a vivir cosas muy feas que no le deseamos a nadie.

Christian:

“Al toparnos con uno de los retenes de migración mi hermana Adriana se cayó del tren y se lesionó la columna, como pudimos huimos llegamos a Guanajuato donde nos ayudaron y luego de días, decidimos seguir adelante.

“Cuando llegamos a Culiacán, Sinaloa, vivimos la peor de las experiencias, aterrorizados vimos como grupos armados secuestraron a muchas personas, hombres, mujeres embarazadas, niños, todos amigos de camino que ya no volvimos a ver.

“Gracias a Dios nosotros nos pudimos librarnos de eso y estamos vivos para contarla, pero de los demás ya no supimos nada, fuimos pocos los que nos salvamos, como unos 15, entre guatemaltecos, hondureños y otros, que tuvimos que seguir, hasta llegar a Altar, Sonora.

“Nos encontrábamos mi hermana y yo en Altar, donde trabajamos en la pisca de ejote, fue entonces que me accidente al caerme cargando unos botes y pues me fracture la clavícula del lado derecho y pues en el trabajo por mi situación de migrante no quisieron ayudarme.

“Como pude llegue a Caborca, Sonora, donde me atendieron me pusieron una inyección para el dolor, pero me dijeron que por mi condición no podían operarme ya que necesito una placa metálica para la intervención.

“Gracias a Dios, de Caborca, nos consiguieron ayuda para venir aquí a Nogales, a la Cruz Roja, donde la Comandante Lupita, no recibió y nos ayudo”, relató.

Adriana:

“Mi hermano y yo estamos solos, veníamos quedándonos a dormir en las calles, sin comer muchas veces, sufriendo durante todo el camino desde que salimos de casa, luego de mi accidente, Dios me dio fuerza para seguir a delante, y contentos seguimos porque sabíamos que cada vez estábamos más arriba.

“En un lugar el tren se detuvo de la nada y vimos como la gente se arrojaba de los vagones, los que podían corrían y gritaban fue entonces que vimos como grupos armados se llevaron a muchas personas, hombre, mujeres y niños tiernos muy pequeños, nuestros amigos de camino.

“Dios nos dio la fuerza y sabiduría para correr hacia el monte y librarnos de esa gente mala, caminamos sobre la vía del tren hasta 12 horas, después duramos hasta tres días montados en el tren sin poder tomar alimento o beber agua.

“Ya trabajando en Altar, lastimosamente mi hermano se fracturó y no podemos hacer nada, ni trabajar prácticamente estamos en la calle, no tenemos ni para comer, ni para nada, en Caborca nos ayudaron y gracias a Dios que no permitió llegar a Nogales, Sonora.

“Aquí nos han ayudado mucho, la Comandante Lupita de Cruz Roja, nos consiguió un lugar donde dormir (albergue Juan Bosco), donde nos trataron muy bien, a través de Cruz Roja, nos están ayudando con los procesos para que mi hermano sea operado en Hermosillo, próximamente”, dijo.

Adriana y Christian:

“Gracias a toda la gente de Nogales, Sonora, que nos ayudo sin conocernos, estamos muy agradecidos por tanto apoyo, Dios los bendiga”, mencionaron.

Comandante de Cruz Roja Nogales, Guadalupe González Bucio

“Los compañeros de Cruz Roja, Caborca, solicitaron el apoyo a Nogales para recibir y ayudar a estos dos hermanos de Honduras, este joven necesita de una intervención quirúrgica, para ello el Director del Hospital General, nos dio una referencia médica para que sea recibido y operado en Hermosillo.

“Será la Cruz Roja de Hermosillo quienes pasen por ellos a la central de autobús y mientras se realiza la operación la joven estará en resguardo en un albergue de esa ciudad.

“También por parte del comité internacional de Cruz Roja, se busca que los dos jóvenes tengan una visa humanitaria y puedan estar legalmente en el país mientras dura su recuperación en la capital del estado y puedan estar juntos hasta que puedan regresar a Nogales, donde solicitaran asilo en los Estados Unidos”, explicó.

http://eldiariodesonora.com.mx/notas.php?nota=139399



Publicar en:

Más información en ésta sección

Comentarios en ésta nota

Opina sobre ésta nota