Weekly News

ImprimirRecomendar nota

Covid ‘golpea’ a agricultores de la región

Escrito por: Tomado de Internet

Nogales, Son. Los campos florecieron con cempasúchil y mano de pantera para las festividades del Día de Muertos, pero las cosechas no llegarán a los panteones

Como cada año los campos florecieron, pero en este 2020 la pandemia del Covid-19 ha impedido la venta de las cosechas y ello ha traído serios problemas para los agricultores de la región.

Este año los panteones estarán cerrados desde el 31 de octubre hasta el 2 de noviembre, fechas en las que miles de personas acuden a llevar flores a sus seres queridos que reposan en los camposantos de la ciudad.

Al margen de estos festejos se desarrolla la tradicional Feria del Hueso, en la que se instalan decenas de vendedores de flores que se surten de las cosechas de la región, pero esta festividad también fue cancelada para evitar contagios por coronavirus.

Isidro Ruiz Peralta y Jorge Luis Egurrola Villalobos, agricultores y productores de las flores cempasúchil y mano de pantera en La Mesa cerca del poblado de Ímuris, Sonora, este año se aventuraron con la cosecha, pero no pudieron vender su producto como en otras ocasiones.

Como muchos agricultores que esperaban esta temporada para la venta de las flores típicas, la pandemia del Covid-19 vino a complicarles la situación y afectar su economía.

Egurrola Villalobos dijo que este año su pérdida ascenderá a más de 100 mil pesos, ya que su cosecha se perdió porque no podrá comercializarla debido al cierre de panteones.

Los agricultores entrevistados señalaron tener muchos años dedicados a la cosecha de flores típicas de las festividades del Día de Muertos, y contar con clientela definida, pero este año ya les cancelaron los pedidos que tenían.

En febrero pasado, Jorge Luis sembró margarita, otra flor que también se comercializa en estas fechas, pero que tampoco podrá vender debido al cierre de panteones.

“De parte del gobierno no nos ha llegado ningún tipo de apoyo, más que ese, que nos cerraron los panteones”, manifestó Egurrola Villalobos.

Isidro Ruiz a sus 83 años de edad no se ha dado por vencido. Junto a sus hijos buscará vender su cosecha de flores.

Además de la venta de estas flores típicas, los dos agricultores se mantienen con la siembre de diferentes verduras, como es repollo, cilantro, cebolla, papa, rábanos, entre otras.

http://www.eldiariodesonora.com.mx/notas.php?nota=156314


Publicar en:

Más información en ésta sección

Comentarios en ésta nota

Opina sobre ésta nota