Weekly News

ImprimirRecomendar nota

La historia de la televisión a color y su llegada a México

Escrito por: Tomado de Internet

Un mexicano fue el primero en patentar un sistema que hizo posible la televisión a color.

La historia de la llegada de la televisión a color en México comienza con un mexicano. A pesar de los intentos de muchos países por llevar la imagen a color a los hogares de todo el mundo, fue un mexicano el que tuvo el suficiente genio para crear la tecnología que haría posible dicho sueño.

Guillermo González Camarena fue el prominente ingeniero mexicano al que se asocia cada vez que se habla de la historia de la televisión a color en nuestro país. Nacido en Jalisco, el tapatío mostraba inquietud por los inventos tecnológicos desde pequeño. A los siete años de edad ya configuraba su primer radiotransmisor y a los 12 incluso armó un pequeño radio amateur.

Cuando el invento de la televisión apareció por todo el mundo, Camarena mostró inmediatamente inquietud por traerlo a México. Pero además de ello, también se empeñó en lograr que las imágenes fueran fieles a los colores captados por el ojo humano. Mientras que otros países hacían lo propio con intentos fallidos y sistemas en extremo más complejos y costosos, Camarena se las ingenió para reunir el dinero necesario para lograrlo.

Al principio experimentaba con piezas descompuestas y refacciones que otros aparatos ya no utilizaban. Sin embargo, después se dio cuenta de que era necesario invertir en equipo nuevo que excedía sus posibilidades presupuestales. Empeñado en lograr sus propósitos, Camarena incluso se aventuró en la composición musical y fue gracias a las regalías de una de sus canciones más exitosas, que pudo reunir el dinero necesario para terminar su proyecto.

En 1940 creó el sistema tricromático secuencial de campos ante la sorpresa de sus familiares, amigos y algunos conocidos que no le veían más que como un científico loco empeñado en construir cosas imposibles. Las primeras personas que pudieron ver imágenes en movimiento y a colores, fueron los miembros de su familia, quienes de pronto vieron funcionar el invento en la sala de su casa.

A los 23 años logró patentar su invención en los Estados Unidos y el mundo reconoció que su sistema era sumamente menos complejo y más económico que aquellos que asomaron casi al mismo tiempo en otras partes del mundo.

Gracias a sus logros, Guillermo se convirtió en una figura preponderante durante los inicios de la industria del entretenimiento dentro del país. No obstante, antes de que la televisión a color llegara a nuestro país, también fue uno de los pioneros que hicieron posible tan siquiera la llegada de la televisión a México.

En los años cuarenta, el gobierno de México pidió al director del Instituto Nacional de Bellas Artes que formara una comisión de expertos que estudiarían la industria de la televisión en el extranjero. Así, Salvador Novo estudió la parte cultural, mientas que Camarena se encargó de los detalles técnicos.

Durante su paso por el Reino Unido, Estados Unidos y Francia, Camarena comprendió que México tenía todo lo necesario para igualar la tecnología y el funcionamiento de las industrias de aquellos países. Sólo haría falta un pequeño incentivo económico del gobierno para hacerlo posible. Guillermo para entonces ya contaba con la patente de la televisión a color, por lo que su participación fue crucial para el desarrollo de las telecomunicaciones en México.

La televisión llegó a México a finales de los años cuarenta, pero comenzó sus primeras transmisiones en 1950. Camarena hizo alianzas con diversos inversionistas quienes le ayudaron a impulsar la distribución de la televisión a color a bajo costo. Incluso fundó su propia fábrica de televisores con dicha tecnología y estos se exportaron a muchos otros países.

Es en 1963 cuando la televisión a color comienza a mandar su señal en México a través de un canal abierto. Ya no se trataba de una señal de prueba, ni de experimentos, sino de un canal comercial. La primera transmisión se realizó el 21 de enero de 1963 en el Canal 5 con el programa Paraíso infantil, que a partir de esa fecha se transmitió cada sábado.

Con el paso de los años, la programación a color fue creciendo y eventualmente algunas de éstas provenían directamente del extranjero. Durante sus primeros años los programas Escaparate 360, Los Thunderbirds y especiales de gobierno como el informe del presidente Gustavo Díaz Ordaz, también formaban parte del cotidiano a color en la televisión.

En cuanto a las transmisiones internacionales, las primeras fueron el lanzamiento en directo de la nave Mercury IX, o también las imágenes del funeral de John F. Kennedy, quien fue asesinado en 1963; e incluso se recibieron en México los momentos de la coronación del Papa Paulo VI.

En 1965, cuando la televisión a color dejó de ser una novedad para empezar a convertirse en la norma, Guillermo González Camarena murió en un accidente automovilístico. Con apenas 48 años de edad, el ingeniero tapatío partió de este mundo, pero dejando tras de sí un legado que resuena hasta nuestros días.

Su sistema por muy sencillo y barato que fuera, fue el primer impulso que existió en la historia para que la televisión y el entretenimiento como lo conocemos hasta nuestros días, fuera siquiera posible.

https://www.cinepremiere.com.mx/historia-tv-a-color-mexico.html


Publicar en:

Más información en ésta sección

Comentarios en ésta nota

Opina sobre ésta nota