Weekly News

ImprimirRecomendar nota

Billie Eilish: El sonido agridulce de la melancolía

Escrito por: Tomado de Internet

Con notas musicales pegajosas y letras profundamente personales, Billie Eilish es capaz de liberar los demonios que lleva en el alma y en el corazón.

La acontecida en 2020 quizá sea una de las ceremonias del Óscar menos vistas en lo que va del milenio, pero hay al menos dos o tres cosas que de seguro quedarán para la posteridad. De manera curiosa, una de ellas tiene que ver con una celebridad que no se encuentra relacionada –al menos de momento– con el mundo de la actuación y que, encima, ni siquiera sumaba la edad legal necesaria para beberse una cerveza en las fiestas que habría tras la entrega de premios. Su nombre es Billie Eilish y, con sus canciones y su voz, ha robado cámara en cada uno de los sitios donde su talento ha brillado.

Pero esta adolescente de apenas 18 años es un verdadero fenómeno y si algo posee el ente del entretenimiento estadounidense es un agudo olfato para la singularidad. Si la cuestión era inundar las redes, el meme con su desvergonzada y divertida mueca –la hizo mientras Maya Rudolph y Kristin Wiig entonaban “Lady in Red”– pudo más que las últimas noticias de aquella época –como la elección presidencial de EE. UU. o las alertas mundiales contra el, hasta ese momento, desconocido Coronavirus–.

Pero, además, una vez llegado el momento de la noche reservado para ella, consiguió refrendar el tamaño de talento con el que la vida la premió: bastó con interpretar “Yesterday” –o más bien, hacerla suya– para la sección In Memoriam. Es de preguntarse cuál cajón de su alma es el que tiene que abrir para que surjan esos hermosos lamentos; unos cantos agridulces más propios de quien lo ha visto todo que de una dieciochoañera de pelo verde que apenas y rasguña la adultez. 

Se dice que aquellos que, como ella, poseen una condición mental llamada sinestesia, son capaces de ver colores cuando escuchan una nota. Si eso es cierto, para Billie Eilish hay reservado todo un arcoíris que, lejos de guardarse para sí misma –o para su hermano Finneas, quien es coautor de casi todas sus canciones– brinda a su público a manos llenas.

Así, y tras la mencionada presentación en el Óscar, incluso los más escépticos fuimos convencidos de que la angelina merece sin matices todo lo logrado: los Grammy en las cuatro categorías más importantes que ganó en 2020; la omnipresencia mediática y, claro, el casi inconcebible éxito que su disco When We Fall Asleep, Where Do We Go?, ha tenido en todo el mundo, al punto de ser señalado como el mejor de 2019 por NME, Variety y The New York Times, entre otras publicaciones.

En todo caso, quienes continúen con dudas, tendrán la oportunidad de comprobar –a través de sus canciones o del documental The World’s a Little Blurry– si es cierto que los 1.61 metros de Billie Eilish Pirate Baird O’Connell proyectan la magia de la que tanto se habla.

Zombies y demonios

“Bad Guy” es una de esas canciones que zumban la cabeza a la primera oída. Tan pronto estuvo disponible, arrojó a media humanidad a las pistas de baile y simultáneamente se convirtió en un acompañamiento ideal de imágenes. En ella, Billie canta como una bruja arrogante y se sirve de los contrapuntos de un teclado pegadizo para acentuar su estado total de coolness. Es una canción adictiva y bailable, pero con un certero toque de oscuridad, lo que la hizo ideal para adornar los créditos finales de Brightburn o puntuar la línea narrativa del trailer de El escándalo.

Igualmente, efectivo es el modo en el que “Ocean Eyes” teje una de las escenas más emocionantes de The Hate U Give o «Lovely«, una de las canciones de la segunda temporada de 13 Reasons Why, con la Billie Eilish y el cantante Khalid enmarcan el dolor entre Clay y Hannah. Y si bien no se halla incluido en ninguna cinta, el single “When I Was Older” es digno de mencionarse, pues es el más logrado de entre todos los incluidos en el disco Music Inspired by the Film ROMA, temas surgidos de la galardonada obra de Alfonso Cuarón.

Eilish, por su parte, ha confesado lo mucho que le gusta consumir películas y series. De hecho, fue luego de ver un capítulo de The Walking Dead que compuso su primera canción, cuyo texto habla de un apocalipsis zombie. Entre eso y el homenaje que hace a El exorcista en la portada de su último disco –amen de la responsabilidad del tema oficial más reciente en la filmografía del 007 con «No Time To Die«–, queda más que claro cuál es su género favorito: aquel que, con notas musicales pegajosas y letras profundamente personales, la liberarán de esos demonios suyos que lleva en el alma y en el corazón. 

https://www.cinepremiere.com.mx/billie-eilish-canciones.html


Publicar en:

Más información en ésta sección

Comentarios en ésta nota

Opina sobre ésta nota