Weekly News

ImprimirRecomendar nota

Roma restaura y abre al turismo el Mausoleo de Augusto; data del 28 aC

Escrito por: Tomado de Internet

El Mausoleo de Augusto (28 aC), la tumba circular del mundo antiguo más grande que existe, reabrió sus puertas al público el lunes pasado después de haber estado cerrada y abandonada por 82 años. La alcaldesa Virginia Raggi (Movimiento Cinco Estrellas), al inaugurar, afirmó: “por fin reabre esta joya del patrimonio histórico de la humanidad, que devolvemos al mundo después de años de cierre. Este primer día de visita es un símbolo importante de un reinicio para la ciudad y el país”..

Restauración

Dirigida por Sebastiano La Manna, la restauración se inició con las excavaciones externas al edificio (2007–2011) y después la parte interna (2016–2019) hasta completar 13 mil metros cuadrados de muros, no sólo respetando el edificio originario, sino las capas históricas posteriores. La última fase de valoración será la de los acabados e instalación eléctrica, además del arreglo de la plaza circundante, que será completamente peatonal y deberá ser completada en 2022.

Con los trabajos de recuperación se puso al descubierto que el mausoleo, a diferencia de lo que se creía, no es cónico, sino un cilindro en mármol blanco, similar al cercano y más pequeño Mausoleo de Adriano (Castel Sant’Angelo). Asimismo, se ha comprobado que la técnica constructiva utilizada fue el terraplén y lo cámaras trapezoides y radiales han sido restablecidas como las salas del museo.

Augusto (Roma 63 aC-Nola 14 dC) fue fundador y unificador del Imperio romano, y aseguró durante su mandato paz y bienestar. Sobrino e hijo adoptivo de César, éste lo designó por testamento como su sucesor, pero tras su asesinato se desató una guerra civil por el poder. Tras 13 años de luchas, la disputa concluyó con el triunfo de Augusto en las costas griegas de Accio, venciendo a las flotas de Marco Antonio y Cleopatra.

El imponente mausoleo inició su construcción tres años después, en 28 aC. Ahí se conservaron los restos de Augusto y de su estirpe, que incluye a los emperadores Tiberio, Calígula y Claudio. Sin embargo, las urnas con las cenizas se perdieron tras la caída de Roma, cuando el edificio fue saqueado y reutilizado con los más disparatados fines a través del tiempo.

En el medievo fue convertido en iglesia y luego en fortaleza. En el Renacimiento fue mina de mármol y jardín a la italiana. En el siglo XVIII fue hostal y después plaza de toros, circo, teatro hasta llegar a sala de conciertos.

Si bien la estatua colosal de Augusto en bronce, que coronaba el mausoleo, y la Res gestae (herencia al pueblo de Roma), grabada en bronce y colocada en las jambas del mausoleo, fueron fundidas en el medievo, los dos obeliscos traídos de Egipto situados en la entrada –hoy en las plazas de Popolo y Montecitorio–, las obras de rehabilitación han permitido conocer su ubicación exacta y el pavimento original de época romana en la entrada.

Ex iglesia, academia, circo…

En 1934, Mussolini, quien soñaba ser sepultado en el mausoleo, intentó rescatarlo como parte de un programa de revalorización arqueológica, desalojando, por un lado, la Academia de Música de Santa Cecilia ahí instalada desde 1908 y, por el otro, demoliendo 27 mil metros cuadrados de edificios, que por siglos se habían adosado al sepulcro, aprovechándose de sus robustos muros. En su lugar, en la segunda mitad de los años 30, Vittorio Ballio Morpurgo construyó una plaza y nuevos edificios a su alrededor.

El Mausoleo de Augusto simboliza, por un lado, el fulgor del poder del primer emperador de Roma y de su estirpe, la gens Iulia, y por el otro, la ineficacia de la burocracia italiana, según ha sido evidenciado por una lluvia de críticas. El monumento ha representado la aspiración y la frustración de los alcaldes de Roma desde 2006. En diciembre de ese año el despacho Urbs et Civitas, con Francesco Cellini al frente, se adjudicó el proyecto arquitectónico que aún no se concluye.

El financiamiento proviene del gobierno, que ha aportado más de 4 millones de euros, y de la iniciativa privada, con 6 millones de la Fundación TIM, una marca de telefonía móvil. Por ahora, de la plaza se ha eliminado el paradero de autobuses y el estacionamiento.

La obra iniciada en junio pasado propone una nueva forma de mirar la arqueología a través de su completa incorporación al espacio urbano, al que será unido a través de dos rampas que permitirán el descenso a la plaza alcanzando el nivel arqueológico de seis metros por debajo de la pavimentación actual.

Este espacio, que será el nuevo polo de atracción turística y de agregación social, integrará el mausoleo con los restantes monumentos heterogéneos que la circundan: desde el Ara Pacis (Altar de la Paz, también comisionado por Augusto, reconstruido y colocado en la posición actual en 1938), la fuente de Richard Meier (2006), tres iglesias barrocas y edificios racionalistas de la época fascista, para terminar con la remodelación de uno de ellos, que será convertido en el hotel Bulgari, que abrirá también en 2022.

https://www.jornada.com.mx/notas/2021/03/03/cultura/roma-restaura-y-abre-al-turismo-el-mausoleo-de-augusto-data-del-28-ac/


Publicar en:

Más información en ésta sección

Comentarios en ésta nota

Opina sobre ésta nota